¿Quiénes Somos?

Somos parte de la Red Mundo de Fe Internacional, una red de iglesias y ministerios globales.

Localmente funcionamos como un ministerio e iglesia que sirve con una visión global equipando al Cuerpo de Cristo para la obra del ministerio, y a la comunidad, ayudando a cada persona a conocer a Dios y a desarrollar una relación personal con él, y fortaleciendo el diseño y propósito de la familia.

Pastores Gerardo y María Ampié

Visión

Ser una iglesia ejemplar, familiar y creciente.

Misión

Tocar vidas, con ojos que ven, con corazones que sienten y con manos que sirven.

Conexión, Instrucción, Cobertura, y Visión

Nuestros Valores

Ministramos efectivamente a personas de una gran variedad de trasfondos, clases sociales y nacionalidades.

Somos consistentemente generosos en el dar de nuestro tiempo, talento y tesoro.

Demostramos una actitud y un espíritu de excelencia en todo lo que hacemos.

Valoramos nuestra relación con Cristo, nuestras familias, los unos con los otros, y nuestra comunidad. Somos más que una iglesia, somos una familia.

Continuamente crecemos y nos desarrollamos, tanto individual como colectivamente.

Credo

  • Creemos en un solo Dios manifestado en el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.
  • Creemos en el nacimiento virginal de nuestro Señor Jesucristo por obra y gracia del Espíritu Santo.
  • Creemos en la absoluta inspiración de las Sagradas Escrituras.
  • Creemos en la doble naturaleza de nuestro Señor Jesucristo como verdadero Hijo de Dios y verdadero Hijo de Hombre sin pecado.
  • Creemos en el sacrificio y en la muerte expiatoria de nuestro Señor Jesucristo.
  • Creemos en la resurrección de Jesús, en su ascensión al cielo y en su retorno a la tierra como Rey y Señor.
  • Creemos que somos justificados por gracia a través de la Obra de la Cruz.
  • Creemos que cada creyente debe ser bautizado en agua conforme al mandato del Señor.
  • Creemos que este bautismo significa ser sepultados con Cristo cumpliendo en ello la circuncisión del corazón.

  • Creemos en el bautismo del Espíritu Santo, y que este es un don de Poder accesible a cada creyente posteriormente a su conversión.
  • Creemos que todo creyente posee dones espirituales, impartidos por el Espíritu Santo, para la edificación de la iglesia y para el cumplimiento del propósito de cada creyente en el cuerpo de Cristo, la iglesia.
  • Creemos que la Iglesia es la más alta institución de Dios en la tierra y que su misión es llevar el evangelio del reino a todas las naciones.
  • Creemos en la unidad espiritual de todos los creyentes redimidos por la sangre de Jesucristo. 

  • Creemos en la necesidad de mantener conforme al evangelio de Jesucristo la pureza de la Iglesia en su doctrina, vida y conducta.
  • Creemos en la segunda venida de nuestro Señor, en su soberanía absoluta sobre la tierra, en la resurrección de los salvados para vida eterna, de los perdidos para condenación eterna  y en la victoria final del eterno reino de Dios.